PROCESO DE CANONIZACION

1- María Antonia de Paz y Figueroa, nace en Santiago del Estero en 1730 y muere a los 69 años , el 7 de marzo 1799 en la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, Av. Independencia 1190, en Buenos Aires, Argentina. Sus restos descansan en la Basílica de la Piedad, ubicada en la calle Bartolomé Mitre y Paraná, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

2- El 30 de septiembre de 1905, los obispos argentinos se dirigen a Su Santidad solicitando la introducción de la Causa de Beatificación de María Antonia de Paz y Figueroa. Es el primero de nuestra historia. Al año siguiente queda terminado el proceso canónico y fue elevado a Roma, firmado por el Papa Benedicto XV el 8 de Agosto 1917, el Decreto de Introducción de la Causa.

Asimismo apoyan la causa con la presentacion de cartas postulatorias por los Arzobispos de Montevideo, Uruguay (Dr. Mariano Soler), Santiago de Chile (Dr. Mariano Casanova), de Charcas en Bolivia (Fr. Sebastiano Pifferi), Obispos de Paraguay (Juan Bogarin), Concepción de Chile (Luis Henriquez Izquierdo), y Obispos Auxiliares de Montevideo (Ricardo Isasa), La Plata (Francisco Alberti), Córdoba (Filemon Cabanillas)  y Vicario Capitular de Lima, Perú (Aquilino Ferreyra). Los capítulos eclesiásticos de Buenos Aires, Córdoba, San Juan de Cuyo, Entre Ríos, Salta, Santiago de Chile, La Paz (Bolivia), San Carlos Acud (Chile) y Quito (Ecuador). Los vicarios foráneos de Santiago del Estero, Catamarca y Corrientes. Las Comunidades Religiosas  el prior del convento de Santo Domingo de la Orden de los Predicadores de Buenos Aires con todo la comunidad; el Superior de la Orden de la B. Maria de la Merced, Mercedarios, del convento de Ntra. Sra. De Buenos Aires con toda su comunidad; el Superior de la Congregación del Santísimo Redentor, con toda la comunidad de la Iglesia de Ntra. Sra. De la Victoria de Buenos Aires; Superior Carmelitano Descalzo, convento de la B. Maria del Monte Carmelo de Buenos Aires con toda la comunidad; Superior de la Comunidad de Padres Bayoneses, con toda su comunidad; el Rector del Colegio del Salvador de la Compañía de Jesús (Bs. As.); Superior del Seminario Mayor de Bs. As. con toda su comunidad; Superior de la Congregación de los Lazaristas, con toda su comunidad; Superior del  Convento de Frates menores con toda su comunidad.  Autoridades civiles: Sr. Luis Saenz Peña, ex Presidente de la República Argentina, Sr. Emanuel Gorostiaga, diputado nacional, ex diplomático y ministro en Santiago del Estero; Sr. Damaso Palacio, Vicepresidente del Senado de la Nación, ex gobernador de Sgo. del Estero, Sr. Jose Santillum, gobernador de la Provincia de Sgo. del Estero y la Presidenta de la Sociedad de Beneficencia.

En 1934 se publica en el diario La Prensa, el envío que hicieron las Damas Patricias Argentina de un álbum con 10 autógrafos de Obispos Argentinos y 60.000 firmas pidiendo al Santo Padre la Beatificación de la Sierva de Dios. SER Mons. Audino Rodriguez Olmos, Obispo de Santiago de Estero lleva al Santo Padre estas firmas.


3- Benedicto XVI autorizo el 2 de Julio 2010 a la Congregación para la Causa de los Santos a promulgar el Decreto por el que se la reconoce a María Antonia que practico las virtudes cristianas en grado heroico y la proclamo “Venerable”.

4- Actualmente la Comisión Medica esta analizando la causa. Roguemos al Señor que esta sea favorable y pronta la decisión médica.



FRASES DE MARIA ANTONIA:

“En la casa de Dios, todas las piedras deben ser bien pulidas.”

“Quisiera andar hasta donde Dios no es conocido para hacerlo conocer.”

“Yo procuro obra grande como de Dios y para Dios.”

“Hacerle amar cuanto es de amable por todas sus creaturas.”

“Oh mi Dios! Quién os viera ya amado de todas las criaturas, tanto cuanto merece ser amado.”

“Mi fe no varía y se sostiene en quien la da.”

“El mundo se halla tan corrompido que con mucha facilidad exalta a los que debería humillar y humilla a los que debería exaltar.”

“Yo no se qué otra cosa mejor puedo hacer que ofrecerme ciegamente al Señor todos los días de mi vida para que haga en mi su santa voluntad.”

“La paciencia es buena, pero mejor es la perseverancia.”

“La providencia del Señor hará llanos los caminos que a primera vista parecen insuperables.”